EL DIOS DE MIS PALMERAS: APUNTES DESDE LA MERA SUBJETIVIDAD (2nda parte)

III CAPÍTULO: EL PODER EN EL TIEMPO O LA POLITICA

Lo político local (comunitario) es una savia que hace que todos nos llevemos bien. Si logramos un nivel de respeto responsable, eso nos hará conocer en qué consiste la verdadera armonía; la que es más cierta, porque dura más y nos permite vivir mejor.

Las estructuras de dirección de cada institución y organización deciden en el tiempo lo que es importante o no y cada comunidad divide sus tiempos, a su manera, organizando las capacidades de sus integrantes, según los servicios que todos requieren para llenar las necesidades fundamentales.

1. ¿Qué es matricial en la historia de la comunidad?

Entre las necesidades fundamentales hay algunas relacionadas con aquellos valores que invocan la satisfacción de seguridad personal, seguridad en el movimiento y en la presencia de personas y familias en el seno de la comunidad. Este aspecto de vivir sin miedo a ser víctima de alguna afrenta a sus bienes o su integridad personal.

a)   Fundamento comunal de la vida política local

En esto que denominamos comunidad se da un tipo de biorritmo que Martínez Luna llama comunalidad[1] que es un concepto que señala que los tiempos de las instituciones y organizaciones que habitan en ella, especialmente, entre ellas, las que son productos autóctonos, define lo que el colectivo valora como esencial para la vida común: es decir, las formas de existencia social que la comunidad “en sí” se da “para si” en el plano de la organización y de la distribución de sus riquezas.

Esta comunalidad se da en el tiempo y puede ser recogida mediante la metodología matricial. Uno de los aspectos que influyen poderosamente en la comunalidad es el de cómo los cambios de infraestructura de caminos, de iluminación, etc. presentan puntos de inflexión respecto de las formas anteriores de vida comunal, tanto en sus procesos culturales (de fiesta, de celebración, etc.) como en sus procesos productivos (de cultivos, de intercambio, tecnológicos, etc.).

Otro aspecto importante contenido en el concepto de comunalidad es la referencia del colectivo (o comunidad primera) a otra comunidad (segunda) que le sirve de comparación. Esta comunidad rival, supuestamente posee una diferencia biorrítmica asentada en un manejo del tiempo distinto, en sus organizaciones autóctonas, respecto del de la comunidad primera. Las peleas con comunidades vecinas suelen ser causadas por la necesidad natural de diferenciación en el que hay que reconocer aspectos secundarios (incluso banales) de los esenciales que tiene relación con la evolución del factor-comunalidad que es el que mejor sustenta las diferencias que mejor enriquecen la vida inter-comunitaria.

Es importante identificar las narrativas que den cuenta del fenómeno biorrítmico de la propia comunidad de modo que emerja la realidad política local en sus colores, razones y emblemas. Esa realidad política tiene rasgos jurídicos: posee un sistema penal-local cuya salud depende de los niveles de resolución de conflictos propios de dicha comunidad, con instrumentos autóctonos de resolución.

b)        Política represiva según afectación de mayorías o de minorías

Tal y como se maneja en muchas comunidades a más abuso de materia y enfoque penalista, más deterioro de las relaciones democráticas. Cuanto mayores mecanismos represivos institucionalizados, sea en el plano familiar o institucional-local, también mayores indicadores de degradación en el plano de la satisfacción de las necesidades sociales fundamentales en las familias de la casa local.

La comunidad es sagrada. Las conductas desviadas en contra de la comunidad está en relación directa con los derechos de garantías para víctimas, sin violar los derechos de los victimarios. Este principio es un termómetro de la salud pública local. Más leyes derivan en menos derechos, por eso mejor más derechos para todos y menos leyes para condenarnos. Ningún patrón penalista alivia a mi comunidad del dolor de la delincuencia. Ningún catálogo maximalista de penalización, funcionará si el sistema de vida de la comunidad está socialmente en franco deterioro. Si no existe opción de pleno empleo, de ingresos suficientes para la satisfacción de las necesidades, de felicidad al crear algo para que otro lo disfrute.

En este contexto, los delitos en contra de la propiedad que afecta a los individuos y a familias de la comunidad son penados más levemente que los delitos de aquellos dirigentes en contra de los bienes públicos-colectivos que han sido dados para su administración y sana custodia. Al que se le pone más bienes bajo su mandato, al delinquir afecta a más personas, familias, instituciones y organizaciones comunales.

2.         Relación entre agendas: la agenda social regulando derechos individuales

La expansión del derecho individual a expensas de los derechos sociales ocurre en aquellas comunidades donde el ámbito económico tiende a reducirse en su función de distribución de la riqueza.  Las comunidades que redimensionan el derecho individual desde los derechos sociales, suelen haber generado una base ideológico-jurídica de hondo calado y que presenta diversidades de riqueza cultural dignas de un plan de rescate.

a)  Manifestaciones culturales

La cultura está en la manera de hacer la comida, en los colores que preferimos para vestirnos, en las formas de conversar que fomentamos, en el tipo de fiestas que hacemos, en las costumbres religiosas, en cómo nos organizamos para todo eso, en los resultados que se obtienen como productos culturales tangibles: versos, oraciones, cantos, sabores, olores, sonidos, etc.

Quienes dicen que no existe la religión sino un hombre o una mujer que reza, hemos encontrado una cita de Simone Weil[2]:

“Estoy completamente segura de que no existe ningún Dios, en el sentido de que estoy completamente segura de que no existe nada real que se le asemeje que yo pueda concebir cuando pronuncio ese nombre. Pero eso que yo no puedo concebir, ¿será, necesariamente,  una ilusión?”

Toda vida es cultura, pero el color organizado resalta en la fiesta, en el vestido, en la quema de cohetes, en la música del grupo improvisado o de la banda entrenadísima. En la casa comunal hay comidas, salsas, no siempre iguales. Y ahí están las abuelas y los abuelos para contarnos cómo se hacen y cuánto se aprecian. También hay jóvenes familias y personas que han reelaborado, con nueva química, las formas de la buena vida, del aprender a convivir bien en el seno de los nuevos hogares, creativamente ayudados –incluso- por la forma y los materiales con que construyen sus casas de habitación.

Y de nuevo, las formas de curarse, que a veces no tiene que ver con menjurges sino con cuidados y atención emocional, con cierta forma de estar bajo el mismo techo, con la contención afectiva dada a tiempo, antes de que la crisis degenere en la enfermedad psico-somática. Y…por si dudas, vale relanzar la pregunta: ¿es que existe alguna enfermedad que no tenga, sea en su origen o en su tratamiento, aspectos psico-somáticos?

El deporte es una forma de expresión cultural con el que socializamos y nos entrenamos para la vida política y organizacional. Pero, la mera charanga no es despreciable para quien sabe que el deporte puede ser parte de la dieta de salud integral.

IV.  EL PODER RELIGIOSO:   DÍA DE SEDOSITRAIN

SEMANA SANTA, confirma lo confirmado. Si en la Navidad habíamos amarrado los cabos con lacitos de colores, ahora es hora de que veamos el esqueleto, la radiografía, de eso que creemos y somos. En la Navidad se amarra con lazos de colores los cabos  para que no estén sueltos, pero aquí hay tendones vivos para que entendamos nuestro dolor, hundido en las profundidades de la Tierra.

Aquí la religión verdadera subraya sus detalles por si cabe alguna duda. ¿Qué detalles? Los grandes. Primer tendón vivo: Que somos peregrinos en este mundo y que sin Dios todo es pura maldad, y que fuera de este palmareño universo las cosas no pueden ser buenas. Y que no hay que dejar que se meta esa maldad que traen los enemigos: enemigos de la religión, enemigos de Palmares.

Segundo tendón: Aquí la Sagrada Familia de la Navidad, es ahora una familia doliente: el Hijo debe obedecer al Padre, para poder sentarse a su derecha. Y le tiene que obedecer aunque no le guste. Como Dios mismo lo hizo. La Madre Dolorosa debe ofrecer su dolor por la salvación de las almas del Santo Purgatorio, amén. Todo está programado desde los inicios de todos los tiempos. ¿Cómo es que algunos humanos pretenden cambiar los planes de Dios? Esa soberbia es castigada por Dios, porque ante Dios lo único que cabe es la resignación y pedir que no se enoje tanto que nos destruya a todos. Hemos visto que los cambios del clima son ya un aviso de su enojo. El es Omnipotente, es Omnisciente, Omnifluorescente,… ¿qué podemos hacer los miserables y mezquinos humanos ante El? Caer de rodillas, pedir perdón, agradecer que no nos mate del todo, aún.

Tercer tendón: La única verdad sólida es universal y telúrica. Es católica y es palmareña: la Iglesia nos hace una familia que se alimenta de la Tierra. Nos mantiene unidos entre nos y Ella, la Santa Madre Iglesia, nos enseña a tomarle el pulso telúrico a la Vida siendo correspondientes con la Tierra. La Tierra es el lugar de la Vida;  de ahí nace el alimento, sino ¿de dónde?, de ahí sale el agua que necesitas y la misma Tierra es la primera sedienta de agua, ¿quién puede contradecirme? Es la hora de la verdad, por eso hay que decirla como la lluvia, con alegría, cantando. Dios mismo descendió a la Tierra y se deshizo en ella. ¿Quieres una verdad más grande?

Cuarto tendón: La única verdad de vida es concéntrica con ciclos:  todo tiene su tiempo bajo el Sol. Hay que aprender a esperar. Leer los “signos de los tiempos”. Hay un tiempo de limpiar el terreno, otro para sembrar maíz, tabaco, café, … Y luego, cosechar.  Poco a poco, sacrificarse, porque si el grano no muere, si no penetra a las entrañas obscuras de la tierra, no hay vida. Como Dios mismo lo hizo. Abajo están los infiernos, la oscuridad es negra y es necesaria aunque a nadie le gusta. Arriba, el cielo. La luz es transparente y no le hace daño al vidrio que atraviesa, y a todo el mundo nos gusta. Hay que agradecerle al ICE de que ya tenemos luz eléctrica. Esperamos que no sea para mal.

Veinticinco de Diciembre. En Diciembre veinticinco. La Navidad llega y es un tiempo en que confirmamos lo que somos; como familia, me refiero. Déjame que me presente, “estoy para servirle a usted y a toda su familia”. Soy un Cartago. Cada familia estira su poder para alcanzar la fiesta que nos hace cristianos, cuando se allega Diciembre. Porque no somos hijos de las piedras, sino de la familia de Nazaret. Si el Padre lo ha dicho, así debe de ser. Me refiero al Padre de la Iglesia, porque el de la casa, el que trae la comedera, ese que no conoce el cansancio porque en casa hay muchas bocas que llenar. Ese es el otro Padre, el de todos los días. Al que hay que llevarle, café de la mañana, almuerzo, café de la tarde y hasta comida  cuando es ya de noche. El que provee. El que no duerme. Y dejó de fumar porque “la magdalena no está pa´ tafetanes”.

Y en la Navidad los esfuerzos de la familia nueva se multiplican por tantas manos como matas de café, por tantos silencios como granos por cosechar. Porque de los granos rojos pende el alimento de la fiesta (tamales), la camisa nueva o la blusa fina (que trae el Niño); de ahí también se descuelga el poco ahorro que sostenga el proyecto de los estudios, que nos de el caldo de la olla con maíz y cuando el invierno se divierta con nosotros, con su cara de bostezo, le vamos a ofrecer de este caldo-que-da-calor al frío de los huesos y color a los cachetes. Una mata de café cargada y bien madura, es un árbol de nuestra Navidad.

Navidad es fiesta de esperanza, porque “a Dios rogando y con el mazo dando” que es la cantinela esclava de la familia numerosa, cuatro veces más grande que la Familia Sagrada. En la Iglesia el Padre –el de la iglesia- ha dicho que debemos ser una Sagrada Familia. Que el portalito debe ser nuestro corazón, para que en él renazca el mismísimo Dios. Y que para eso es que hacemos portalitos en la casa, para que no olvidemos esa verdad. Todo empata, no hay cabos sueltos. En la Navidad se amarra con lazos de colores los cabos  para que no estén sueltos.

Llega la Nochebuena y a la cabeza de la mesa, por primera vez en muchos meses, está el Pater hipócritamente a la cabeza de la mesa:  y,… en el nombre del Pater, la minúscula madre y los hijos e hijas que sueñan con crecer, todos se persignan. Autoridad-obediencia esa es la consigna. El Pater es Señor y dueño de la Sagrada Familia. Todos rezan lo mismo. No hay distintos rezos. Una sola voz que decide cuando alzar o baja el tono. Porque lo que se cocina en casa solo lo deben saber los de adentro y ahí está el Pater dirigiéndolo todo, al menos eso aparenta. Todo lo sabe, todo lo ordena, todo lo silva, todo lo manda, mandalotodo.

Y la Madre, también porque es Nochebuena, baja la voz, pone sordina a algún sueño propio. Suspira por otro corazón. Su voz interna se guarda muy bien en desear algo para ella. Lo que ve y oye, palpa y huele es música para acompañar al Pater en la misión de la Sagrada Familia y se come el dolor propio, con un llanto de rabia, y proyecta todo su SER en el cuerpo de la tropa. ¿Es una Estoica o una Búfala? No, ella es la Señora Dolorosa del  Silencio y Trabajo Interior. SEDOSITRAIN lo ordena todo, para que el Pater no se altere y sienta que todo marcha bien. A él no se le puede alterar. No sea que vaya a comerse a alguna de las hijas.

SEDOSITRAIN abre su Ser total, amoroso y gratuito, porque así está mandado y no chista para reclamar algo a quien provee la fuente de estabilidad, en aquella maltrecha economía.

Y yo que soy-hijo-varón-del-Pater no tengo otra ruta mejor que seguir su voz, también en peregrinaje silencioso. Aunque sea una piltrafa flatulenta, ¿qué otro camino hay mejor para el buen hijo?  Porque mientras sea la Navidad, en tiempos de los pantalones cortos, solo cabe la admiración y que el oído obliga a seguir la voz con la curiosa ingenuidad con que un gatito le araña la nariz al perro guardián. Y… sí, hay pruebas que evidencian el amor, como caballitos de madera, con ruedas motorizadas de clavos que cantan con voz de carreta nueva, halada por bueyes en los tiempos en que ni soñábamos las pistas digitales.

Y con la fiesta de guitarra en las noches, cuando el cielo rajaba su centro con una luna blandita de tamaño tlayudo, entonces el hijo varón se persigna y reza ante la destreza musical del Pater. Y el hijo cuando sueña, no puede soñar distinto del sueño del Padre, como en el inicio de los tiempos cuando Dios soñaba y en el sueño de Dios sólo el primer hombre nacía, porque Dios soñó que soñaba y  reventaba de las grandes ganas gonadales que tenía de auto-engendrar-se de verdad.

Para ellas hay camitas de muñecas, porque son “mujercitas”, paridas para parir, para darse por entero a otros y, un poco menos, a otras. Para cuidar, cuidadora del macho porque siempre habrá  pequeñuelos,  a esos “siempre los tendréis con vosotros”, eso dijo Dios, y hasta él decidió meterse en un pesebre y en las canastitas llenas de flores por la eternidad las mujeres pueden y deben cantar mientras deshojan la flor:

“que te quiero mucho, poquito o nada, ¿quién te quiere mucho, con cariño, con pasión, como novio, como hermano, o como puro vacilón?”

Ellas, cuando deben aprender bien la lección y elegir a un macho de verdad, alguien que las mantenga. Como José que se encargó de María. La honró porque él un hombre justo. No importa si el niño no fuera de él. Un hombre de verdad no se pone en cosas de mujeres, como eso de andar averiguando de quién es el niño. La familia es sagrada mientras tenga un Pater, una cabeza que dirija y sea obedecida. Eso nos enseña la Sagrada Familia.


[1] Ver: Martinez L. (2003) Comunalidad y desarrollo. Ediciones CONACULTA. Centro de Apoyo al Movimiento Popular Oaxaqueño. México.

[2] Cita de Simone W. Ver: Wikström O. (2001, 159) El elogio de la lentitud (La promesa de una vida sin prisa). Grupo editorial NORMA. Bogotá.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Proyectos de investigación y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a EL DIOS DE MIS PALMERAS: APUNTES DESDE LA MERA SUBJETIVIDAD (2nda parte)

  1. Milagro dijo:

    Como me gusta ler esto!!! Lastimosamente, casi nunca tengo tiempo…pero como me gusta.
    Como le había comentado ya, es increible verme dibujada entre sus párrafos; a mi a mi familia a mi comunidad: MI PALMARES.
    Y lo mejor, -o peor, no lo sé ya- es que leo la realidad de mi pueblo con dos miradas distintas y acertadas si me posiciono desde cada una.
    Por un lado, soy palmareña y todo lo que está ahí solo es una fotografía de la realidad, de como son y deben ser las cosas, para que siga siendo el palmares que construyó mi tatara tatara abuelo. Y si descubro su sarcasmo, me molesta, porque no imagino la vida de otra forma. Así es y así debe ser y si usted o alguno de los lectores quisieran un pueblo tan hermoso como el mío, deberían ser como nosotros.

    • Coterránea, no hay sarcasmo. Hay amor. Hay pasión porque la vida para todas y todos no se detenga: hay propuesta y utopía para que nos acerquemos -de esta y otras formas- a bucear en las profundidades de lo que nos ha construido tal y como somos. Hay desafío, inconformidad, alegría, esperanzas, son muchas las emociones cuando nos esforzamos por compartir desde las precariedades que nos forman sin conformarnos con ellas. Sinceramente, queremos contribuir para que todas las personas que nos visiten celebren con nosotros la valentía de dudar; gracias por tu participación.

      Dago

  2. Milagro dijo:

    Pero la otra persona que soy, más que palmareña, simplemente mujer, se ríe con ud de mentira en la que viven sus pobladores. Hace tiempo que hay cientos de madres solteras violando los designios de la Sagrada Familia.
    Me faltó más en el punto 1 sobre ¿qué es matriarcal en la historia de la comunidad?… Falta mucho más que hablar sobre eso… Palmares en apariencia es de hombres, pero en realidad la fuerza y unidad la perpetúan las mujeres.

    Milagro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s