Génesis y estructura del campo burocrático – Pierre Bourdieu

En días pasados presentamos un artículo del sociólogo francés Loïc Wacquant intitulado “Tres pasos hacia una antropología histórica del neoliberalismo real”, en el cual el autor propone tres tesis – según él pertinentes – para entender el neoliberalismo. Estas tesis o líneas de trabajo para emprender el estudio del neoliberalismo son propuestas por el autor como una suerte de vía intermedia entre las dos tendencias, que de acuerdo a su apreciación, han primado en la comprensión del fenómeno: una que concibe al neoliberalismo como una doctrina económica invasiva (dominio del mercado) y otra que le concibe como una técnica de dominio (gubernamentalidad). De acuerdo con Wacquant, estas tendencias, si bien han generado programas de investigación ricos y productivos para comprender el fenómeno, también acusan algunos defectos: el primero es excesivamente estrecho, despojado de instituciones, y raya en lo apologético cuando acepta al discurso del neoliberalismo tal como aparenta ser; el segundo es abiertamente amplio y promiscuo, superpoblado por instituciones que proliferan, todas aparentemente infectadas por el virus neoliberal, y tiende hacia el solipsismo crítico.

Justamente para solventar estas falencias es que el autor propone su ruta intermedia, la cual anclaría la comprensión del neoliberalismo en un estudio de las dinámicas estatales que le posibilitan, es decir, en la maquinaria institucional implicada cuando se establece la dominación del mercado y su impacto operativo sobre los miembros reales de la sociedad. Y para esto se vale del concepto de campo burocrático de Pierre Bourdieu, el cual, según Wacquant, constituye una herramienta flexible y poderosa para comprender la recreación del estado como una máquina de estratificación y clasificación que está conduciendo a la revolución neoliberal desde arriba. Es principalmente, aunque no exclusivamente, a través de este concepto bourdiano que nuestro autor elabora las siguientes tesis:

1)                 El neoliberalismo no es un proyecto económico sino político; no implica el desmantelamiento del estado sino su reconstrucción.

2)                 El neoliberalismo implica un giro derechista del campo burocrático y genera un estado-centauro.

3)                 El crecimiento y la glorificación del ala penal del estado son un componente integral del Leviatán neoliberal.

Ya que ustedes pueden leer el artículo completo, no comentaremos estas tesis, sin embargo, y este es el verdadero interés de la presente entrada, nos gustaría compartirles el texto de Bourdieu en el que se expone y desarrolla el concepto de campo burocrático mentado por Wacquant, el cual se muestra como una herramienta de análisis sumamente fecunda, no obstante su poca difusión y relativo desconocimiento dentro de la comunidad académica. Esperamos sea de su provecho.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sociedades y culturas contemporáneas y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s