¡Día del Indígena en Costa Rica! – Isabel Ducca D.

Hoy, 19 de abril de 2016, se conmemoró en América Latina el día del indígena.

Costa Rica lució este día, una vez más, la hipocresía y la doble moral de la cultura oficial y de su correspondiente mascarada neocolonial.

Hace más de quinientos años los habitantes originarios de estos territorios sufrieron una invasión.  Para la historia colonial, fueron descubiertos.  Pero, como bien lo indica el filósofo Enrique Dussel, no se debe hablar de descubrimiento.  Se debe  plantear UN ENCUBRIMIENTO.

Fueron encubiertos de deshumanización: no tenían alma; por lo tanto, podían ser esclavizados.

Fueron encubiertas de pecado y libidinosidad: podían ser violadas, pues, según los conquistadores, las indígenas eran tan libidinosas que disfrutaban de la violación.

Fueron encubiertas de ignorancia, hechicería y barbarie: sus culturas podían ser destruidas y aniquiladas.

Fueron encubiertos de superstición, malas costumbres e infamias: podían ser tratados peor que animales de carga y morir por millares de hambre, guerra o enfermedades, pero la generosidad  de los conquistadores era tan grande que les trajeron sus dioses para que les enseñaran a agradecer la conversión en esclavos,  a ser sumisos y obedientes.

El encubrimiento era doble: mientras se les despojaba de la dignidad humana también se les arrebatada el derecho a sus tierras, a sus culturas, a sus riquezas y, entonces, Europa se cubría de civilización, de oro y desarrollo industrial.  Aquí estaba la barbarie, allá la civilización.

¡Una civilización que chorrea sangre humana hasta el día de hoy!

Y la Costa Rica democrática no podía quedarse atrás.  Al día de hoy, se siguen acumulando las denuncias de los habitantes de Salitre, Cabagra y Térraba por la violencia de que son objeto  por el simple hecho de luchar por lo que por derecho natural les pertenece.  Y si el derecho natural no es suficiente razón, hay una legislación internacional que los protege.

Pero así como se implanta en toda América Latina el neocolonialismo, con todo y visitas del emperador  designado quien también chorrea sangre, en Costa Rica se imponen LOS NEOCONQUISTADORES que gozan de total impunidad.

Uno de los tantos comunicados de prensa que, por supuesto, los medios comerciales no dan a conocer, pues pueden afear a la “democracia  centenaria” y más feliz del mundo, dice así:

AGRESIONES CONTRA IINDÍGENAS RECUPERADORES DE TIERRAS EN PALMIRA DE IRIRIA BRIBRI KA (Cabagra) Y EN PALMITAL DE SALITRE.

PALMIRA DE CABAGRA

Ayer jueves 7 de abril a las 8 de la noche en el territorio indígena de Cabagra,  en la comunidad de Palmira los indígenas que se encuentran recuperando la finca usurpada por la no indígena Heydi Mora Zamora, fueron atacados con armas de fuego y machetes por una turba de terratenientes y sus peones.

Entre los agresores se identificaron a Antonio Jiménez Leiva, Mario Espinoza Vargas (no indígena poseedor ilegal de tierra en ese territorio) Henry Marin Chinchilla, Wilson Uva Hidalgo y Miguel y Luis Bermúdez Matamoros,  todos no indígenas.

De esta cobarde y brutal agresión resultaron golpeados y heridos los mayores indígenas Antonio Torres Leiva con un machetazo en la cabeza y Adilio Ortiz Torres con un machetazo y un balazo en sus extremidades. Ambos se encuentran en el hospital de Pérez Zeledón.

Además los ranchos, ropa y comida de los habitantes de estos territorios recuperados fueron destruidos y quemados por los matones.

Todo esto mientras la Asociación de Desarrollo Indígena de Cabagra apoya a los usurpadores no indígenas,  declara poseedor de buena fe al terrateniente Mario Espinoza Vargas y actúa contrario a los intereses del pueblo Bribri de Iriria Bribri Ka.

PALMITAL DE SALITRE

Ayer mismo en Palmital del territorio indígena de Salitre,  al ser aproximadamente las 5:30 de la tarde también se dio un ataque a la familia indígena recuperadora de tierras.

La familia de Samuel Delgado Rojas fue atacada a balazos y obligada a huir por la montaña,  mientras le quemaban su casa.

Dentro de los agresores  se identificaron a Victor Zúñiga y sus hijos Victor Hugo, Albin y Josué,  así como su sobrino Carlos. El no indígena  Victor Zúñiga ocupa ilegalmente la tierra que a su vez usurpa Luis Ceciliano.

Estos hechos de violencia son parte de una sistemática agresión contra los pueblos indígenas  de la zona sur por parte de terratenientes y sus peones perfectamente identificados y ante los cuales este gobierno y los anteriores no han hecho nada para evitarlo.

De todos estos actos han resultado indígenas heridos con machetazos, balazos,  golpes, mujeres perseguidas por la montaña,  casas y ranchos quemados y el único que resulto injustamente preso fue el compañero indígena Sergio Rojas por luchar por su pueblo.

La Coordinadora de Lucha Sur Sur condena estos actos brutales de violencia y responsabiliza de los mismos a los terratenientes plenamente identificados y al gobierno de Luis Guillermo Solís.

http://ditso.blogspot.com/2016/04/agresiones-contra-indigenas.html

El gobierno de don Luis Guillermo Solís y del PAC-PLUSC ha jugado con la esperanza de más de un millón de votantes.  ¿Qué intereses se encubren detrás de esta violencia étnica que deja impune a los  neoconquistadores a sabiendas que,  como Estado, Costa Rica  viola la legislación internacional?

Isabel Ducca D.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Culturas Prehispánicas, Sociedades y culturas contemporáneas. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s